Tapas gratis si, gracias

Casa de Postas

Written by

Al igual que en otros sitios de Ávila, si tienes suerte y te pilla un día de sol, tomar una tapilla en una de las múltiples terrazas que te encuentras por la ciudad puede ser un placer. Si a todo esto le sumas que te gusta ver gente, sin duda alguna esta es tu terraza. Antes de hablar de las virtudes o des virtudes (no se si me he inventado la palabra) del local, hay que decir en contra de su terraza que está al lado de la carretera, lo cual implica comer humo con tapa si te toca sentarte junto a la misma.

Pasamos a lo que nos importa. Sinceramente y, no se si es que tuvimos mala suerte, la tapa que nos dieron no parecía una cosa del otro mundo. Mirando a las mesas de alrededor parecía que la cosa era algo más generosa que un par de pinchos, pero la realidad es que es lo que nos tocó. Hasta tal punto nos extrañó que lo comentamos entre nosotros y llegamos a la conclusión de que habrían pedido raciones. A mí no me convenció. No nos dieron a elegir la tapa, nos tocó lo que nos tocó.

Terraza grande, pero no excesiva y unos 4 ó 5 camareros apostados en la puerta (realmente trabajando 2) No especialmente simpáticos, pero tampoco antipáticos, correctos sin más y rápidos en el servicio aunque la terraza estaba hasta la bandera.
Del interior poco puedo hablar. Pasé un momento por cotillear y no había nadie, estaba todo el mundo fuera. La barra completamente vacía de gente, de tapas y de camareros. La decoración es rústica con madera por todas partes y algo oscuro (hay que tener en cuenta que venía de la terraza que estaba a pleno sol)

En cuanto al precio, puedo decir que fue más o menos como todos los demás, excepto por un detalle. Pedí un mosto (había de conducir) y me lo cobraron como un refresco, cosa que he de confesar, me sentó fatal. El precio anda entre 2€ y 2.50€

 

Casa de Postas: San Segundo 40, Ávila

Al igual que en otros sitios de Ávila, si tienes suerte y te pilla un día de sol, tomar una tapilla en una de las múltiples terrazas que te encuentras por la ciudad puede ser un placer. Si a todo esto le sumas que te gusta ver gente, sin duda alguna esta es tu terraza. Antes de hablar de las virtudes o des virtudes (no se si me he inventado la palabra) del local, hay que decir en contra de su terraza que está al lado de la carretera, lo cual implica comer humo con tapa si te toca sentarte junto a la misma. Pasamos a lo que nos importa. Sinceramente y, no se si es que tuvimos mala suerte, la tapa que nos dieron no parecía una cosa del otro mundo. Mirando a las mesas de alrededor parecía que la cosa era algo más generosa que un par de pinchos, pero la realidad es que es lo que nos tocó. Hasta tal punto nos extrañó que lo comentamos entre nosotros y llegamos a la conclusión de que habrían pedido raciones. A mí no me convenció. No nos dieron a elegir la tapa, nos tocó lo que nos tocó. Terraza grande, pero no excesiva y unos 4 ó 5 camareros apostados en la puerta (realmente trabajando 2) No especialmente simpáticos, pero tampoco antipáticos, correctos sin más y rápidos en el servicio aunque la terraza estaba hasta la bandera. Del interior poco puedo hablar. Pasé un momento por cotillear y no había nadie, estaba todo el mundo fuera. La barra completamente vacía de gente, de tapas y de camareros. La decoración es rústica con madera por todas partes y algo oscuro (hay que tener en cuenta que venía de la terraza que estaba a pleno sol) En cuanto al precio, puedo decir que fue más o menos como todos los demás, excepto por un detalle. Pedí un mosto (había de conducir) y me lo cobraron como un refresco, cosa que he de confesar, me sentó fatal. El precio anda entre 2€ y 2.50€   Casa de Postas: San Segundo 40, Ávila

Puntuación del bar

Calidad de la tapa gratis - 6.5
Cantidad de la tapa gratis - 4
Puedo llevar a mis amigos sin pasar vergüenza - 6

5.5

Terraza

User Rating: Be the first one !
6
0 0 0 0 0
Article Categories:
Ávila

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *